De Niño Aprendí A Querer

Soul/funkFelkree 8
8 comments Add yours
  1. No hay nada más importante para una madre que la felicidad de un niño – Reflexiones A menudo vemos a madres trabajando sin descanso para darle lo mejor a sus hijos. Y es que más allá de una obligación esto es algo que en ellas nace de manera natural sin ningún tipo de presión.
  2. De mí habla lo que quiera', baby (Yeah) Pf me talj what you want, baby (yeah) Por culpa tuya fue que yo aprendí a amar, aprendí a querer. But your fault that I learned to love, I learned to love Writer(s): bryan cancel, carlos e. ortiz, gabriel antonio cruz padilla, joan a. gonzalez, juan c gomez, juan g. rivera, nino karlo zegarra.
  3. Por ti aprendí a querer, con todo el fuego de mi ser Mi alma renació, con la ilusión, de un nuevo sol Que tu imagen le dio, con su carita de arrebol Dulcísima mujer, tus ojos son, una canción Rosal en floración, que perfumo, mi corazón Ven a mis brazos que te esperan, solo a ti.
  4. Desde niño aprendi a trabajar pa' gastar #VengoaAclarar Que les pareció el video oficial? #AfinarteMusic Comerciante al no querer acatar las disposiciones oficiales de la sana distancia, comerciante manda a los polis a saludar a su jefesita suya de ellos, desatando la guerra de pizzasos.
  5. Si algo aprendí de la vida es que nada es grátis, el amor no se mendiga, las caricias no se piden, los besos no se regalan, los sentimientos se cuidan Las personas a nuestro alrededor no.
  6. El guión de Jesús Cárdenas para “Por ti aprendí a querer” pinta peculiaridades de las campañas y asuntos políticos en muchos pueblos: en una plaza un candidato a diputado lanza su discurso demagógico frente a una multitud, le apoya una orquesta; de pronto, enfrente, otro grito se manifiesta, es el candidato opositor, con similares.
  7. Y obtuve también la lección de no entregarme a personas con la boca llena de promesas, pero con el pecho completamente vacío. Aprendí a no quedarme con dudas y jamás aceptar menos de lo que sé que merezco. Y aprendí a ya no querer de la manera en que te quise, porque es tanto lo que duele Y al final no vale la pena.
  8. Hay que querer bonito, sin sufrimiento ni apego. El miedo a la soledad siempre ha sido una razón para tomar decisiones imprudentes que nos pueden llevar a permanecer al lado de una persona que no nos dé el valor que realmente meremos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *